Limpieza de rieles y poleas
en la industria cárnica

En todas las plantas de sacrificio y comercio donde se maneja carne en canales, se presenta una problemática que afecta a toda la cadena de manejo de esta, que consiste en la gran acumulación de óxido en las poleas y los rieles, sumado a la alta concentración de humedad en esas áreas y el desgaste generado en las ruedas, debido a que lo que se usa para lubricar no tiene la capacidad para soportar la carga de las canales. Ocasionando lo que se conoce como lluvia negra.

 

Este fenómeno causa una contaminación física y química del producto. Lo que provoca un muy mal aspecto de la carne, por las manchas que se ven a simple vista, aumento en los costos de producción, porque hay que usar mano de obra adicional para realizar la limpieza y en el peor de los casos rechazo del producto por parte del cliente.

Por eso, aquí te explicamos de forma sencilla cómo se puede resolver este problema y erradicarlo por completo.

Procedimiento sugerido:

  • Primero: tanto en rieles como en poleas realizar una limpieza profunda para eliminar la suciedad, las grasas y aceite que se encuentran en estos equipos. Para este fin, se puede usar Degreaser para uso en proceso de alimentos.
  • Segundo: eliminar totalmente el óxido que se encuentra tanto en rieles como en poleas; para ello se utiliza un removedor de óxido. En el caso de las ruedas se hace por inserción; colocándolas en una solución de Rust Boster por un tiempo y luego cepillando las veces que sea necesaria, hasta eliminar totalmente el óxido, posteriormente hacer un enjuague profundo, para eliminar todo residuo del removedor.

En el caso de los rieles hay que aplicar el removedor de óxido Rust Boster con una brocha, dejarlo actuar un tiempo y luego cepillar y volver a aplicar las veces que sea necesario, hasta lograr eliminar totalmente el óxido, luego enjuagar con abundante agua, hasta eliminar cualquier residuo de óxido.

  • Tercero: En los rieles se hace la aplicación del lubricante grado alimenticio H1, para prevenir que el óxido vuelva a salir; esta aplicación se puede hacer con una brocha especial para usar en áreas de proceso de alimentos, inmersión o spray. Recomendamos el uso de Magna Plate 78 H1 ya que está diseñado para uso en procesos de alimentos, para contacto incidental con el producto sin riesgo de contaminación.

En las poleas, primero aplicamos con una aceitera el Trolly Glide 3H directamente en el pin de la rueda, ya que este producto está diseñado con aditivos de extrema presión, para soportar el peso de la canal sin ocasionar desgaste en la rueda. Este producto puede entrar en contacto directo con el alimento sin ningún riesgo de contaminación. Seguido aplicamos Magna Plate 78 con una brocha en toda la rueda y su soporte, para prevenir que vuelva a aparecer la oxidación.

De esta manera vamos a tener unas ruedas y rieles totalmente limpios, libres de óxido y bien lubricados. Logrando con ello eliminar ese mal aspecto que tenían, eliminando la lluvia negra y alargando la vida útil de las ruedas.

  • Cuarto: pasado un tiempo y dependiendo de las exigencias del proceso, se hace necesario volver a hacer la limpieza (por lo general una o dos veces por año) tanto en rieles como en las ruedas, pero esta vez sin tener que remover el óxido, sino solamente la suciedad y lubricantes, para luego volver a realizar las aplicaciones ya arriba explicadas en el paso número tres.

Esperamos que con el anterior procedimiento podamos ayudar a eliminar un problema común en los establecimientos de plantas de sacrificio y proceso de carnes. Recuerda que en Grupo Suquimsa contamos con un amplio portafolio de productos JAX ideales para la industria de proceso de alimentos.

Si requieres cualquier tipo de asesoría o quieres ampliar esta información, ¡ponte en contacto con nosotros!

Equipo Digital

Equipo Digital

5 1 vote
Califica este artículo
Subscribe
Notify of

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments