¿Sabes cómo prevenir que tus cañerías se tapen?

El taponamiento de las cañerías es uno de los problemas más frecuentes en los sistemas de drenaje, pero un cuidado constante y un mantenimiento adecuado podrían prevenir este percance. Cuando una cañería se tapa, se puede ocasionar un desastre: muchas veces se termina inundando el espacio, causan afectación en zonas por humedad y ni hablar de todo el trabajo que toma romper la zona donde está ubicada la tubería.

 

Todo esto se logra prevenir con un cuidado adecuado.  Hay que dejar claro que los diseños de las cañerías son diferentes según cada necesidad, pues no es lo mismo una cañería industrial (restaurantes, carnicerías, áreas de procesamiento de alimentos, hoteles, bodegas, etc), que una cañería para el hogar, pero las precauciones y cuidados deben ser constantes en ambos casos.

¿CÓMO SABER QUE LA CAÑERÍA ESTÁ TAPADA?

Para identificar un posible taponamiento lo primero en lo que debes fijarte es en el mal olor. Esto es muy común cuando se han depositado residuos de comida por el ducto de drenaje. Cuando estos residuos obstruyen el paso del agua, se pudren y terminan causando un mal olor proveniente del desagüe. Este es el primer indicio de un posible taponamiento en la cañería.

 

Luego de percibir un aroma desagradable, la acumulación de residuos es la siguiente señal. Cuando el agua no fluye normalmente y los residuos se devuelven de a poco, posiblemente dentro de la tubería haya una obstrucción. Esto puede generar que, a largo plazo, la tubería se desgaste y se dañe, trayendo problemas de filtraciones y humedad en las paredes. Es de suma importancia estar pendiente de este tipo de señales para evitar daños más graves.

¿CÓMO EVITAR QUE TU CAÑERÍA SE TAPE?

Es muy común que, en sectores de restaurantes, carnicerías, áreas de procesamiento de alimentos u hotelería, donde se manejan grandes cantidades de residuos de comida, estos terminen en el ducto obstaculizando la circulación del agua, por eso, debes tener cuidado con los residuos de comida al momento de lavar los platos, en el caso de la cocina (ya sea industrial o doméstica); y de cualquier otro residuo que se pueda ir por la cañería, en el caso de otros espacios (zonas de lavado, lavamanos, o espacios de aseo industrial). No puedes permitir que ningún residuo sólido se vaya por ahí. Por eso, cuando hagas uso de estos espacios, debes asegurarte de separar todas las partículas de residuos sólidos.

 

Por otro lado, es de suma importancia que nunca viertas grasas por el desagüe. Las grasas pueden formar capas que poco a poco van obstruyendo el paso de agua. Tampoco es recomendable botar residuos químicos, pinturas o cualquier otra sustancia viscosa que pueda generar taponamientos. 

ALGUNAS PRECAUCIONES:  

Es muy importante hacer uso de las rejillas de alistamiento de residuos sólidos para garantizar que haya una separación adecuado de estas partículas. Lo que se logra con estas rejillas, es que toda la materia sólida se quede ahí para luego ser depositada en la basura y evitar que se vayan al ducto de las cañerías. Así evitarás posibles daños de la tubería por taponamientos.

 

Una buena forma de cuidar tu cañería es usando productos químicos con composiciones adecuadas para este caso. En Grupo Suquimsa puedes encontrar Terminator, capaz de disolver cualquier tipo de materia orgánica que pueda obstruir el paso de agua dentro de la cañería. Su acción es inmediata y es de aplicación directa.

Hacer uso de este producto una vez al mes, te ayudará a mantener las cañerías y drenajes libres de cualquier tipo de residuos que la puedan afectar. Si quieres conocer más sobre este y otros productos que tenemos para ti

Equipo Digital

Equipo Digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email