Plan de Emergencia
Un requisito indispensable para la seguridad en tu empresa

En una empresa, es fundamental contar con un Plan de Emergencia bien diseñado para estar perfectamente preparados para reaccionar ante cualquier tipo de situación. Ante cualquier emergencia, es vital que todos los colaboradores tengan claridad sobre cuáles son las acciones y procedimientos que se deben seguir.

¿Para qué sirve un Plan de Emergencia?

Un Plan de Emergencia permite ordenar las acciones que cada persona debe realizar cuando se genera un imprevisto. De esta forma, será mucho más sencillo actuar de manera correcta, y sobre todo, estar preparado para cualquier eventualidad que se presente.


Pasos para diseñar correctamente un Plan de Emergencia:

  1. Identificar los riesgos y amenazas:
    El primer paso es analizar las condiciones de las instalaciones de la empresa, si se trata de una bodega, una planta de producción, un edificio, etc. Las características del lugar harán que las condiciones varíen. De esta manera, se podrán identificar los elementos que podrían generar riesgos adicionales en el caso de una emergencia.

Para una correcta evaluación es necesario:

  • Revisar el entorno en el que se ubica el lugar de trabajo. Si en los alrededores hay postes eléctricos, depósitos de materiales peligrosos u otros elementos de riesgo, estos podrían inflamarse o caer sobre los trabajadores en caso de evacuación.
  • Considerar la distancia entre los servicios de emergencia y la organización. Conocer ese tiempo facilitará estimar tiempos de respuesta y traslado hasta el lugar del siniestro de los equipos de emergencia necesarios.
  • Revisar el estado de las instalaciones de gas, electricidad y agua.
  • Examinar la distribución de los espacios de trabajo, verificando que no existan elementos que puedan interferir en una rápida evacuación.
  • Identificar cuáles son las zonas seguras de la edificación.
  • Determinar la accesibilidad a equipos de protección contra incendios, luces de emergencia, equipos de primeros auxilios, etc. Estos siempre deben estar a la mano.

  2.    Analizar los recursos disponibles:
Contar con un inventario de recursos te permitirá saber con qué implementos cuentas y qué mejoras puede implementar la organización. Para realizar esta evaluación es recomendable:

  • Determinar los recursos disponibles para reparar o instalar todo lo que sea necesario, según el análisis de amenazas y riesgos.
  • Definir los recursos con los que se cuenta, tanto para evitar como para atender una situación de emergencia.
  • Realizar un inventario de los elementos de seguridad que posee la organización (extintores, red seca, botiquín de primeros auxilios, etc.).

3.Establecer responsabilidades y grupos de apoyo:

  • Este paso implica determinar las acciones operativas para llevar a cabo el Plan de Emergencias. Para esto es preciso:
  • Establecer vías de evacuación y destacarlas con su respectiva señalización.
  • Definir zonas de seguridad tanto internas como externas.
  • Acordar el tipo de señal que activará el plan de emergencia y cómo se ejecutará a nivel interno.
  • Determinar tiempos de evacuación y organización de salidas.
  • Conformar brigadas de emergencia o grupos de apoyo que estén a cargo de acciones operativas, así como de la coordinación de la evacuación.
  • Capacitar a los trabajadores para que sirvan como apoyo tanto a la prevención de riesgos como a la ejecución del Plan de Emergencia.

4.Ilustrar el Plan de Emergencia:
La organización debe tener un croquis o plano de la edificación, donde se muestre de manera gráfica la información que se ha recopilado y esté a disposición de todos los trabajadores. Algunas características de este plano son:

  • Identifica todas las ‘habitaciones’ con las que cuenta la organización, indicando pasillos, salidas de emergencia, vías de evacuación, zonas seguras, etc.
  • Es idéntico a la distribución de la organización para que, si ocurre un siniestro y se necesita apoyo de instituciones como Bomberos, Cruz Roja, ambulancias, estas puedan utilizarlo como orientación para ayudar durante la emergencia.
  • Destaca el entorno de la organización, considerando las distancias con servicios de emergencia (Bomberos, Carabineros, centros médicos, etc.) e incluir los números telefónicos que se utilizarán en caso de ocurrir un incidente.
  1. Socializar con todos los colaboradores:
    Para que el Plan de Emergencia realmente funcione se debe compartir con todos los colaboradores. Así sabrán qué hacer y cómo reaccionar ante una emergencia. Además, permitirá recoger propuestas o mejoras de los propios trabajadores. Para esto es necesario:
  • Escuchar las opiniones de los trabajadores con respecto al Plan de Emergencia
  • Determinar una instancia de evaluación del Plan, por lo menos una vez al año, para estudiar posibles cambios, más aún si el número de colaboradores aumenta o la infraestructura original cambia.
 

Si quieres conocer más sobre este tema, te invitamos a estar pendiente de nuestras capacitaciones del mes de septiembre donde profundizaremos sobre este y otros temas necesarios para las industrias. Todas nuestras capacitaciones están dirigidas a todo tipo de empresas. Las inscripciones serán vía web en: https://www.gruposuquimsa.com/academia/  

Y si deseas enterarte de más temas de interés industrial y comercial, te invitamos a leer los artículos que semanalmente se publican en nuestro blog: https://www.gruposuquimsa.com/blog/  

Equipo Digital

Equipo Digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email