Lubricantes de grado alimenticios

Aliados claves para la industria

Los lubricantes de grado alimenticio han tomado una fuerza significativa en el mercado industrial debido a la importancia en su función y aplicación. Por este motivo, la industria de procesamiento de alimentos ha venido presentando grandes desafíos de formulación y producción de estos lubricantes

 

Pues estos productos tienen requisitos o protocolos específicos para su elaboración adecuada, pues sus características van más allá de los lubricantes industriales tradicionales.

 

Estos lubricantes deben ofrecer una alta protección de las superficies internas para controlar la fricción, el desgaste, la corrosión, el calor y los depósitos de partículas en la maquinaria, lo que representa un gran desafío en la industria por esta alta exigencia.

 

En procesos de alimentos a gran escala donde las materias primas pasan por un proceso de: limpieza, esterilización, disolución, mezcla, cocción, congelación, corte, envasado, enlatado o embotellado, se requiere de la ayuda de máquinas como bombas, mezcladores, tanques de almacenamiento, mangueras, cadenas de transmisión, entre otros. Solo los equipos transportadores utilizados en estas instalaciones presentan grandes desafíos para la lubricación comparado con otras plantas de procesamiento de productos que no sean alimentos; es allí donde los lubricantes de grado alimenticio se convierten en indispensables y un aliado fundamental para la industria.

 

Características de los lubricantes de grado alimenticio:

  • Deben ser lubricantes resistentes a la degradación y deterioro del rendimiento al entrar en contacto con productos alimenticios o determinados procesos de productos químicos, como el agua (incluido vapor) o bacterias.
  • Comportamiento neutral hacia plásticos y elastómeros, teniendo algunos la capacidad de disolver los azúcares. En general, estos lubricantes deben cumplir con las regulaciones de salud y seguridad, así como ser fisiológicamente inertes, insípidos, inodoros y aprobados internacionalmente.
  • Es importante tener en consideración la formulación que requiere la aprobación de la H1, pues se evita una contaminación del agua y además evita la formación de microorganismos.

Tipos de lubricantes de grado alimenticio:

Se dividen en categorías en función de su aplicación y la probabilidad de que pueda ponerse en contacto con los alimentos. Las denominaciones originales de grado alimenticio son H1, H2 y H3, siendo estas creadas por el USDA (Departamento de Estado de Agricultura). La aprobación y el registro de un lubricante en una de estas categorías dependen de los ingredientes utilizados en la formulación.

 

Dichas denominaciones son:

  • Lubricantes H1 son usados en los lugares de procesamiento de alimentos donde hay alguna posibilidad de contacto accidental con alimentos. Las formulaciones de lubricantes deben estar compuestos por uno o más aceites base, aditivos y espesantes (si es grasa) que sean aprobados y figuren en la norma 21 CFR 178.3750.
  • Los lubricantes H2 son los utilizados en los equipos y piezas de la máquina en lugares donde no hay posibilidad de que el alimento entre en contacto con la superficie de las mismas. Debido a que no hay riesgo de contacto con los alimentos, lubricantes H2 no tienen una lista definida de ingredientes aceptables. Sin embargo, no pueden contener metales intencionalmente pesados tales como antimonio, arsénico, cadmio, plomo, mercurio o selenio. Y no deben incluir sustancias que sean carcinógenos, mutágenos, teratógenos o ácidos minerales.
  • Los lubricantes H3, también conocidos como solubles en aceite o comestibles, se utilizan para limpiar y prevenir la oxidación en los ganchos, carretillas o equipos similares. Estos pueden tener contacto directo con los alimentos sin ningún inconveniente.

¿Cómo saber cuál es el lubricante ideal para mi maquinaria?

Se debe tener en cuenta la necesidad de las máquinas y el contacto que puede haber entre ella y el alimento. Así como la composición del lubricante para verificar la compatibilidad con el material de la maquinaria. Es importante tener claridad en estos aspectos y consultar con un asesor experto que pueda recomendar una clasificación adecuada de lubricante según la necesidad.

 

Para finalizar, se debe tener clara la importancia de tener un proveedor de lubricantes de confianza, pues es una necesidad que no se debe dejar en manos de cualquiera. Se debe contar con un proveedor de lubricantes de grado alimenticio certificado, que comprenda las aplicaciones y requerimientos específicos.

 

Por otro lado, debe servir como soporte del departamento de mantenimiento, para ayudar a instruir al personal sobre el proceso de lubricación, brindando capacitaciones para lograr un alto rendimiento y una vida útil conveniente para mis equipos. En Grupo Suquimsa contamos con un amplio portafolio de productos de lubricantes de grado alimenticio de la marca JAX y un personal capacitado para la asesoría y acompañamiento en el proceso. Si quieres conocer más sobre estos productos, te invitamos a visitar nuestra página web o contactar a uno de nuestros asesores para brindarte asesoría personalizada.

Equipo Digital

Equipo Digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email