Tips para una efectiva limpieza de restaurantes y establecimientos manipuladores de alimentos

Para lograr establecer una serie de prácticas correctas de limpieza y desinfección para restaurantes y establecimientos manipuladores de alimentos, se debe dejar claro que se debe tener claridad sobre un plan de limpieza y desinfección previo. A partir de eso, se puede establecer que algunas recomendaciones son:

  •  La cocina y el lugar de consumo de un restaurante deben limpiarse y desinfectarse después de cada servicio.
  •  Cada uno de los utensilios, superficies, equipos, etc., deben ser limpiados y desinfectados con la frecuencia suficiente para evitar cualquier riesgo de contaminación cruzada, de acuerdo con el plan de limpieza que hayamos elaborado.
  •  En la limpieza hay que priorizar aquellos utensilios, superficies, equipos, etc., que hayan entrado en contacto con alimentos en algún momento durante el servicio (por ejemplo, utensilios de cocina, paredes que hayan podido ser salpicadas, hornos utilizados, etc.)
  •  La suciedad y grasa incrustadas deben limpiarse dejando primero el elemento en remojo con agua caliente y detergente, y después fregarse hasta que no queden residuos, y aclararse.
  •  Los equipos que se componen de varias piezas (por ejemplo, hornos con bandejas dentro, microondas con platos, freidoras, etc.) deben ser desmontados para garantizar una limpieza efectiva y una correcta desinfección hasta el último rincón.
  •  Nunca se debe barrer en seco, ya que las partículas de polvo que se levanten pueden desplazarse por el aire y contaminar alimentos o utensilios, equipos o superficies limpios que se usarán para preparar alimentos.
  •  Hay que evitar salpicaduras de agua sucia de la limpieza de un equipo, utensilio o superficie a otros limpios y desinfectados.
  •  Después de cada limpieza debemos desinfectar usando un desinfectante químico que reduzca o elimine los microorganismos de las superficies y de los utensilios.
  •  Las superficies, equipos y utensilios deben secarse al aire y evitar la humedad, que propicia el crecimiento de microorganismos, o con papel de un solo uso se requiere un secado rápido.
  •  Los utensilios o equipos deben guardarse en suspensión preferentemente, y nunca en armarios o cajones sucios o entrar en contacto con otras superficies u otros elementos sucios.
  •  Cuando se inicien las labores de limpieza y desinfección, los alimentos deben ser retirados y tapados para evitar contaminación de cualquier producto.
  •  No hay que olvidar en las labores de limpieza y desinfección los mangos y las asas de los recipientes, las manijas de las puertas y los grifos e interruptores que frecuentemente se toquen con las manos.

 Hay que tener presente la limpieza y desinfección a fondo de superficies como paredes, techos, ventanas, mosquiteras, etc., que no se ensucien a diario, con la frecuencia que hayamos establecido en el plan de limpieza (semanal, quincenal, mensual, etc.).

Para tener en cuenta:

Usar productos de limpieza adecuados, siempre específicos para industria alimentaria. Es aconsejable consultar a los proveedores todas las dudas que tengamos acerca de los productos, y ponerse en manos de asesores en seguridad alimentaria profesionales.

Seguir las instrucciones de uso de los fabricantes de los productos de limpieza. Esto incluye usarlos en las dosis adecuadas, dejarlos actuar el tiempo establecido, usar los utensilios de limpieza y equipos de protección adecuados (como guantes o mascarillas), además de conservar siempre las fichas técnicas y los envases originales.

Almacenar los productos de limpieza y desinfección en un lugar fijo y cerrado, donde no entren en contacto directo o indirecto con alimentos, bebidas o utensilios. Los utensilios para limpiar o desinfectar deben ser de uso específico para ello, por ejemplo, un trapo destinado a limpiar superficies donde se manipula comida no se puede usar para superficies de baños).

Nunca deben coincidir tareas de limpieza y preparación de alimentos en un mismo espacio. Lo ideal es que se disponga de un espacio separado específico para la limpieza de utensilios de cocina (ollas, sartenes, etc.), pero si no es posible, deben desinfectarse siempre las fregaderas y las superficies utilizadas entre un uso y el siguiente.

En Grupo Suquimsa contamos con todos los productos indicados para cada etapa de limpieza en los establecimientos de manipulación de alimentos. Si quieres conocer nuestro portafolio de productos te invitamos a visitar nuestro sitio web: www.gruposuquimsa.com y a estar pendiente de nuestro canal de YouTube donde periódicamente hacemos capacitaciones y transmisiones en vivo relacionadas con estos temas.

Equipo Digital

Equipo Digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email