Bajas temperaturas en cuartos fríos
¿Es suficiente para eliminar las bacterias?

En los cuartos fríos existen un sinnúmero de bacterias que se acumulan permanentemente. Por eso, mantener bajas temperaturas no es el único factor importante para cuidar las óptimas condiciones de un cuarto frío. La limpieza y desinfección de estos espacios es primordial para evitar que lo que se almacena se contamine, absorba malos olores o se ensucie.

Cabe destacar que los cuartos fríos son ampliamente utilizados en las industrias para mantener en condiciones óptimas los productos que requieren control de temperatura y alargar la vida útil de los  alimentos perecederos. Pero, estos espacios pueden ser un foco alto de bacterias si no se cumplen con unos protocolos de limpieza y desinfección adecuados.

Es muy común ver que en las empresas se cree que mantener las bajas temperaturas en los cuartos fríos evita la presencia y reproducción de bacterias, esta idea es completamente errónea. Las bajas temperaturas ayudan a conservar los productos que requieren refrigeración, pero no los protege de la propagación de bacterias, lo que causa es hacer más lenta la reproducción de ellas, pero no las elimina ni evita su propagación.

Aspectos de un proceso de limpieza y desinfección en los cuartos fríos:

La limpieza y la desinfección de los cuartos fríos debe ser realizada de tal forma que se evite crear condiciones que propicien la acumulación y proliferación de microorganismos que dañen los equipos, contaminen los productos que ahí se almacenan, comprometan la seguridad del personal  (enfermedades) o contaminen el medio ambiente. Por estos factores, es fundamental tener en cuenta los siguientes puntos:  

La elección de los productos químicos para limpieza y desinfección debe hacerse principalmente de acuerdo con la superficie que se desee tratar. A partir de esto, se puede determinar la clase de detergente más adecuado, se debe pensar en el tipo de suciedad que se va a limpiar; por ejemplo, la que se genera cuando se manejan alimentos, requiere remover proteínas, grasas o azúcares, la cual es diferente a la suciedad que se genera en un cuarto frío que almacene productos cosméticos, farmacéuticos o cualquier otro producto que necesite refrigeración. 

Al mismo tiempo, es importante cuidar las superficies que serán sometidas a limpieza. Se debe evitar utilizar químicos que dañen el material de la estantería, contenedores,  revestimiento de las paredes o el material del panel frigorífico, por ejemplo. No todos los químicos son amigables con todas las superficies.

 

Los productos químicos en los cuartos fríos deben cumplir unas condiciones mínimas para ser efectivos en su acción:

  1. Deben ser desinfectantes de amplio espectro.
  2. No deben dejar residuos tóxicos donde sean aplicados.

Estos deben ser capaces de eliminar biopelículas, endosporas bacterianas, virus, levaduras, hongos y cualquier tipo de protozoos. Es recomendado fijarse en el principio activo utilizado para los productos. Los más efectivos son:

 

  • Ácido Peracético:

El Ácido Peracético es un producto altamente confiable. Sus componentes ácido acético y peróxido de hidrogeno son inofensivos, lo que lo convierte en un producto completamente orgánico y que no representa ningún riesgo para la salud humana.

Estas características de buena eficacia, esencialmente sin residuos tóxicos, fácil aplicación (en solución acuosa) y relativamente bajo costo, han hecho del ácido peracético un antimicrobiano cada vez más popular en muchas industrias y especialmente para los cuartos fríos.

Regulaciones de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y regulaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (FDA) establecen que el ácido peracético puede aplicarse como desinfectante en superficies en contacto con alimentos y para el contacto directo de alimentos con frutas, vegetales, carne, aves y mariscos.

Producto recomendado: Ph – 1000

  • Amonio Cuaternario de 5ta Generación:

Por otro lado, el Amonio Cuaternario de 5ta Generación es de amplio espectro bactericida, fungicida y virucida. Es de baja corrosividad. No atacan la mayoría de superficies presentes a nivel industrial e institucional y su manipulación es relativamente segura comparada con la de otros desinfectantes. Siempre usando las medidas de protección pertinentes.

Es efectivo, incluso en presencia de materia orgánica. Y cuenta con un alto poder residual. Las soluciones que contienen amonio cuaternario no presentan un impacto negativo al medio ambiente.

Producto recomendado: Fungisol concentrado.

 

Programa de desinfección en cuartos fríos:

  • Semanal: a paredes, techo, pisos, drenajes y equipo
  • Semestral: a las unidades de refrigeración de acuerdo con las instrucciones de  la manufactura
  • Una vez por temporada: a los cuartos fríos. Estos  deben ser desocupados, limpios, enjuagados, y desinfectados.

En Grupo Suquimsa contamos con diversas líneas de productos especializados para una limpieza y desinfección completa en cuartos fríos. Todo el portafolio está disponible en www.gruposuquimsa.com

Si quieres conocer más sobre este tema, te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook: Grupo Suquimsa

Instagram: @gruposuquimsapanama

Equipo Digital

Equipo Digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email