Alcohol Etílico
Aliado Industrial

A diario escuchamos la palabra alcohol debido a su gran presencia en varios de los productos del mercado, pues este producto no solo es el producto químico orgánico sintético más antiguo empleado por el hombre, sino también es uno de los más utilizados a nivel industrial.

 

Cabe aclarar que existen un sinnúmero de tipos de alcohol. Los más comunes son:

  • Alcohol isopropílico: se utiliza en productos de limpieza y como desinfectante.
  • Metanol: es empleado como combustible, solvente y anticoagulante en vehículos.
  • Etanol o etílico: utilizado en bebidas, combustibles, disolventes, desinfección de heridas.
  • Alcohol bencílico: es un preservativo bacteriostático en fármacos.
  • Fenol: materia prima para producir polímeros y resinas.

Pero ahora nos centraremos en el alcohol etílico, el que seguramente has escuchado con frecuencia y está presente en productos que muy posiblemente no sabías. Antes de cualquier otro tema, es necesario saber qué es el alcohol etílico.

 

¿Qué es el alcohol etílico?

 

El alcohol etílico o etanol es un alcohol que se presenta como un líquido incoloro e inflamable con un punto de ebullición de 78 °C. Al mezclarse con agua en cualquier proporción da una mezcla azeotrópica.

 

El alcohol etílico es un líquido transparente con olor característico. Su fórmula química es H3C-CH2-OH, además, es una materia prima importante para síntesis.

 

Presenta activación con algunos solventes y derivados de celulosa y forma azeótropos binarios y ternarios con el agua y los principales acetatos facilitando procesos de impresión y pintado. También es de gran aplicación en la industria por su bajo contenido de humedad y se utiliza como materia prima en procesos de síntesis orgánica e industria química.

Algunos usos y aplicaciones del alcohol etílico:

El alcohol etílico puede ser usado como disolvente, desinfectante y anticongelante. Su mayor potencial bactericida se consigue al tener una concentración de un 70%. Además de ello, la industria química lo utiliza como un compuesto disolvente de pegamentos, pinturas, entre otros químicos. Otra de las aplicaciones de este es que es eficaz como combustible industrial y doméstico.

Es importante decir que en la actualidad se evidencian muchas confusiones referentes al uso del alcohol etílico en la elaboración de bebidas alcohólicas, no obstante, el etanol también es usado para la fabricación de ambientadores y perfumes.

Precauciones necesarias:

Un riesgo industrial frecuente es la exposición a vapores en la proximidad de un proceso en el que se utiliza alcohol etílico. La exposición prolongada a concentraciones superiores a 5.000 ppm causa irritación de los ojos y la nariz, cefalea, sopor, fatiga y narcosis. El alcohol etílico se oxida muy rápidamente en el organismo a dióxido de carbono y agua. El alcohol no oxidado se excreta en la orina y en el aire espirado, de manera que apenas se producen efectos acumulativos. Su efecto en la piel es similar al de todos los disolventes de grasas y, de no tomarse las debidas precauciones, puede producirse una dermatitis de contacto.

Como lo vemos, es un buen aliado industrial pero también es un producto que debe ser tratado con precaución y de la manera adecuado. Por lo que se recomienda que las personas encargadas de manipularlo, estén debidamente capacitadas y conozcan los riesgos en su uso.

En Grupo Suquimsa producimos alcohol etílico con los más altos estándares de calidad. Además, distribuimos este producto como materia prima industrial. Por eso, si requieres adquirirlo, puedes acercarte a nuestra planta de producción y llenar tu tanque de 5 y 55 galones a precio de mayorista. Ponte en contacto con uno de nuestros asesores para que te brinden más información.

Además, si quieres conocer sobre temas relacionados, te invitamos a leer los artículos publicados en nuestro blog: https://www.gruposuquimsa.com/blog/

Equipo Digital

Equipo Digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email