Aguas Residuales y su manejo

 

La generación de aguas residuales es una de las mayores problemáticas ambientales, debido a que el agua potable consumida por la población es contaminada y nuevamente enviada a los cuerpos receptores de agua en una calidad muy inferior a la suministrada inicialmente. Cabe resaltar que al aumentar la necesidad de agua para consumo también se incrementa la generación de aguas residuales y por este motivo su impacto negativo en el medio ambiente. 

 

Una gran parte de las aguas residuales generadas por actividades domésticas o industriales no son tratadas, por lo cual las autoridades están constantemente buscando alternativas para cuidar la calidad del recurso hídrico, exigiendo límites máximos admisibles de contaminantes en las aguas contaminadas dependiendo de cada actividad. 

 

Para lograr un adecuado manejo de las agua residuales, lo primero que se debe hacer es identificar que técnicas o métodos están siendo utilizados para manejar las mismas y llevarlas hasta el valor permitido por las autoridades.

 

Debido a que son muchas las fuentes contaminantes, el manejo de las aguas residuales se hace muy complejo. Por ello para su mejor tratamiento podemos agrupar los contaminantes en diferentes categorias: metales pesados, nutrientes, hidrocarburos, compuestos inorgánicos y orgánicos, cada uno genera un impacto negativo en los diferentes ecosistemas. 


A continuación, vamos a hacer una pequeña descripción de los tipos de contaminantes y el manejo que actualmente se le da a los mismos:

 

La responsable de la mayoría de la producción orgánica y nutrientes es la actividad doméstica, este tipo de contaminantes producen perdida de oxígeno en los cuerpos receptores de agua, afectando el ecosistema acuático. Para el tratamiento de estos contaminantes se manejan tecnologías biológicas como la nitrificación y desnitrificación, o fisicoquímicas como la absorción, intercambio iónico, filtración por membrana, entre otros. 

 

Los metales pesados son compuestos presentes en la naturaleza, pero en concentraciones altas son toxicos para los seres vivos. Su vertimiento está limitado y restringido por las autoridades ambientales y para su remoción generalmente se usan métodos fisicoquímicos como adsorción, intercambio iónico, filtración, floculación, precipitación, flotación, catálisis y filtración por membrana. 

 

En el caso de los compuestos inorgánicos, (generalmente metales o formados por elementos que no incluyen al carbono) afectan principalmente a los seres vivos, generando alteraciones en las actividades agrícolas. Para mitigar su impacto se aplican tecnologías fisicoquímicas como la adsorción, filtración, intercambio iónico, oxidación, filtración por membrana, catálisis y electrocoagulación. 

 

En cuanto a los hidrocarburos en aguas residuales provenientes de los procesos y subprocesos con petróleo, sin incluir los derrames o sus derivados. En estos casos los procedimientos tecnológicos de tratamiento más frecuentes corresponden a la flotación, adsorción, filtración, intercambio iónico, floculación o precipitación, ósmosis inversa y centrifugación. Continuamos con el manejo de la materia orgánica en las aguas residuales, estos provienen de los restos y residuos de seres vivos, estos pueden ser degradados naturalmente, pero consumen cantidades importantes de oxígeno, lo que afecta considerablemente el recurso hídrico. 

 

Para el manejo de este tipo de residuos pueden aplicarse dos tecnologías, primero, las fisicoquímicas como la adsorción, filtración, intercambio iónico, filtración por membranas, electrólisis y segundo, las biológicas tanto aeróbicas como anaeróbicas. La principal fuente de este tipo de contaminación es de origen doméstico. Por ultimo tenemos los compuestos orgánicos, que corresponden a los que contienen carbono, pueden ser naturales que se encuentran en las categorías de materia orgánica e hidrocarburos, y los procesados por el hombre como es el caso de los plásticos, colorantes, detergentes, pesticidas, entre muchos más; para el manejo de este tipo de residuos se aplican normalmente métodos fisicoquímicos como son la adsorción, catálisis, intercambio iónico, filtración, electrólisis, ósmosis inversa. 

 

Equipo Digital

Equipo Digital

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email