Importancia del CIP dentro de la industria de bebidas lácteas.

El sistema CIP del acrónimo Cleaning in Place (limpieza in situ), se podría definir como la limpieza realizada en el interior de los circuitos de las plantas de producción, sin desmontar o cambiar el estado de funcionamiento para asegurar la consistencia y sostenibilidad.

Los elementos necesarios para una buena limpieza y desinfección vienen determinados por el círculo de Sinner: producto de limpieza, energía mecánica, temperatura y tiempo. Estos cuatro elementos deben estar presentes en todo momento durante la actividad de limpieza en distintas contribuciones. De este modo, si queremos disminuir alguno de estos elementos se debe incrementar otro/s para completar el círculo.

Tipos de sistemas CIP en la industria láctea

Existen principalmente dos tipos de sistemas CIP en la industria láctea: el primero es aquel en el que la solución no se recircula (‘’a perder’’), muy común en máquinas o elementos cuyo volumen es limitado como: intercambiador de placas, filtros o sistemas CIP pequeños (se para y se prepara la solución en cada proceso de limpieza). El segundo es un sistema CIP automático en el que se recircula la solución de limpieza. En todos los casos debe de establecerse un programa regular para verificar si la limpieza realizada es la adecuada.

¿Cuáles son las condiciones que debe cumplir el sistema CIP en la industria láctea?

Para que la limpieza CIP sea efectiva en la industria láctea, los equipos deben de estar conectados a dicho sistema y deben de ser de fácil limpieza, de forma que todas las superficies a limpiar sean accesibles a los productos químicos. Los equipos y las tuberías no deben de tener puntos ciegos a los cuales no puedan acceder los productos de limpieza y desinfección, pudiendo drenar éstos con facilidad tras finalizar el proceso de higiene.

Todos esos puntos en los que quede algo de agua residual en el circuito al final del proceso, supondrán un grave riesgo para la contaminación posterior del producto.

Fases de la limpieza en la industria láctea:

  1. Fase alcalina.

En la fase alcalina se usan productos formulados basados en hidróxido sódico aditivados con tensioactivos, humectantes, secuestrantes, etc., que proporcionan un mejor efecto de limpieza a la disolución pudiendo disminuir la concentración de uso, además de una mayor facilidad para el enjuague posterior.

La concentración normalmente utilizada es del 0,15-1,0% a temperaturas de 70-80ºC durante 10-30 minutos.

 

  1. Fase ácida.

Se utilizan productos ácidos aditivados con tensioactivos y humectantes, que proporcionan una mejora en la limpieza y facilitan el aclarado posterior. Los detergentes ácidos pueden llevar incorporados otros aditivos además de los mencionados.

La concentración normalmente utilizada de los detergentes ácidos es del 0,5-1,0%, tanto a temperatura ambiente como a temperaturas de 55-80ºC. El tiempo de contacto es de 5-20 minutos.

Además de la eliminación de proteínas y sales incrustadas, otras funciones que tienen los detergentes ácidos en los sistemas CIP de la industria láctea, son que eliminan cualquier traza de producto alcalino que haya podido quedar anteriormente, mejoran el drenaje y secado de las tuberías y tienen carácter bacteriostático. Tienen también la ventaja de favorecer la eliminación de la piedra de la leche.

Es necesario tener en cuenta que la industria láctea se enfrenta a grandes retos en los procesos de limpieza, realizar un CIP hará que se marque un punto diferencial en el mercado y garantiza un valor agregados en las empresas que lo realicen.

Si quieres conocer más sobre este tema, te invitamos a estar pendiente de nuestras redes sociales, visitar nuestro sitio web o inscribirte a nuestras capacitaciones donde tratamos diversos temas de interés industrial con los mejores expertos.

Equipo Digital

Equipo Digital

5 1 vote
Califica este artículo
Subscribe
Notify of

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments